Tiempo de cambios en el mundo de SIG

Soluciones económicas optimizan la red de distribución de servicios públicos y empresas de TV por cable.

Las empresas de servicios públicos y de televisión por cable son usuarios naturales de sistemas de información geográficos teniendo en cuenta la dispersión geográfica de sus clientes y sus redes. Sin embargo, si bien para estas empresas es importante conocer la ubicación geográfica de los elementos de la red, cada vez queda más claro que la información geográfica no alcanza para realizar una gestión óptima del negocio. Ya sea por las exigencias de los organismos reguladores, por la necesidad de contar con información auditable, o por la propia búsqueda de la excelencia operacional para mejorar la gestión, las empresas necesitan cada vez más conocer con la mayor precisión posible el estado de la red y la relación con los procesos del negocio que las afectan, a lo largo del tiempo.

Siendo la red de distribución el activo central de estos negocios, a través del cuál se logra llegar a los clientes con los servicios relevantes, y cuya operación y antenimiento se lleva la mayor parte de los costos del negocio, para lograr una gestión óptima del mismo es crítico contar con un sistema de información sobre la base de un modelo de la red de alta calidad. Un sistema de información para este propósito necesariamente debe permitir gestionar tres aspectos: la conectividad de la red, la distribución espacial (geográfica) y la evolución de la red en el tiempo. Mientras que los sistemas SIG tradicionales tienen su fortaleza en la administración de la información geográfica, no están preparados para la administración de los otros dos aspectos. Para resolver esta falencia de los sistemas SIG tradicionales, 4DataLink ha desarrollado una tecnología que permite no sólo la administración de la información geográfica, sino que permite simultáneamente gestionar los aspectos de conectividad y temporalidad de las redes.

En particular, la dimensión temporal tiene una importancia notable en la calidad de la información sobre las redes de distribución de servicios públicos. La relevancia de la dimensión temporal se debe principalmente a dos aspectos. Por un lado las redes son dinámicas, es decir, cambian a lo largo del tiempo, mientras que por otro lado los procesos de negocio vinculados a las redes generan información en distintos intervalos de tiempo y con distinta frecuencia. En este sentido, contar con un sistema que asegure que la información que afecta al modelo de la red se refleja en el momento real en el que ocurrió y además que asegure que la calidad de la información se mantiene en el tiempo, tiene altísimo valor. Considerando el costo que tiene hacer un relevamiento de datos de una red geográficamente dispersa, esto se torna particularmente importante en sentido económico dado que un modelo de este tipo garantiza que el dinero invertido no se diluya en el tiempo. Para ilustrar el dinamismo de las redes, tomemos como ejemplo la industria de distribución de energía eléctrica. Según un estudio realizado sobre la base de clientes de 4DataLink, encontramos que entre altas, bajas y maniobras de los elementos de la red, una red de distribución eléctrica sufre alrededor de 160 cambios por día, en un área de cobertura de 100.000 clientes. Es decir, que una empresa que cubre una base de 1 millón de clientes debe registrar alrededor de 1.600 “transacciones” por día si quiere mantener su modelo de red actualizado. En caso de no registrar estos cambios, un modelo que inicialmente refleje la realidad de la red (por ejemplo, a través de un relevamiento en la calle) a lo largo de un año puede llegar a tener hasta un 20% de errores en la información que administra.

‘‘Un sistema de información para este propósito debe permitir gestionar tres aspectos: la conectividad de la red, la distribución espacial (geográfica) y la evolución de la red en el tiempo’’

s0015
Modelamiento de la variable temporal de los elementos de la red.

En este contexto, una empresa que quiera asegurarse que todos los cambios en la red son capturados, en un sistema SIG tradicional solamente puede aspirar a contar con la versión correcta de su red al momento del último cambio registrado, perdiendo todo rastro de la historia de estos cambios. Contar con la historia de cambios en la red es cada vez más necesario no sólo por temas de auditabilidad, sino para generar correctamente cierta información de gestión, como el cálculo de indicadores de interrupciones, calidad de servicio, utilización de los activos y otros que analizan una variable dada a lo largo del tiempo. Contar con la historia de los cambios es un problema particularmente importante en la industria de distribución de energía eléctrica considerando que las redes en esta industria cuentan con elementos maniobrables, como los switches, que están diseñados para cambiar de estado según las necesidades de la operación. Si bien es bueno saber cual es el estado actual de un switch, tiene mucho más valor saber cuanto tiempo ese switch estuvo funcionando fuera del estado que optimiza la utilización de la red, llamado estado normal o de diseño.

El segundo aspecto donde la dimensión temporal es necesaria para asegurar la calidad de la información tiene que ver con la integración
de la información del modelo de red con información generada en otras áreas del negocio. Es a partir del conocimiento de la asociación del cliente con la red y del conocimiento de los recursos utilizados en cada segmento de la red que se puede gestionar la productividad de las instalaciones. Sin embargo, la información sobre clientes y recursos utilizados se genera según la frecuencia requerida por las áreas que administran los sistemas de información a tal efecto (Facturación, CRM, ERP, etc.). Encontramos entonces que, mientras que el sistema de facturación genera información sobre consumos de los clientes según el ciclo de facturación, digamos en forma bimestral, el sistema de contabilidad genera información de costos en forma mensual, y el área de mantenimiento puede que lo haga en forma semanal.

Al intentar integrar esta información con el modelo de red, un sistema SIG tradicional sólo logra una asociación aproximada entre eventos que ocurrieron en distinto momentos del pasado y la red en su estado actual. En este escenario, es posible encontrar graves inconsistencias de información debido al pobre manejo de la dimensión temporal. Por ejemplo, se pueden llegar a encontrar costos que aplican a elementos no existentes en la red, ya sea porque fueron dados de baja o no fueron dados de alta en el modelo de red, o se puede asignar equivocadamente el consumo de un cliente a una sección de la red, cuando posiblemente ese cliente fue alimentado por distintas secciones según se haya operado la red en el período de facturación.

s0016
Alineamiento de eventos de negocio con elementos de la red a lo largo del tiempo.

La solución desarrollada por 4DataLink para abordar los aspectos temporales de las redes es ingeniosa y simple. Los sistemas de 4DataLink modelan los elementos de la red como objetos que tienen una ubicación en el espacio, digamos una coordenada (x, y), y que existen en un intervalo de tiempo continuo (ti, tf). Es decir, Para el modelo de red de 4DataLink los elementos de red son objetos que ocupan un lugar geográfico durante un período de tiempo (Ver gráfico 1). Sobre la base de este esquema para modelar los elementos en red, los sistemas de 4DataLink son capaces de reconstruir el estado de la red en cualquier punto del tiempo, indicando tanto los aspectos de conectividad como la información geográfica correspondiente. Adicionalmente, un esquema activo de reglas de consistencia permite
asegurar que todos los eventos que afectan directa o indirectamente a la red son reflejados en el momento apropiado (Ver gráfico 2). Ya sea a través de validaciones en línea al actualizar la red o por medio de procesos de verificación de consistencia, la solución de 4DataLink permite anticipar posibles contradicciones e identificar las fuentes de inconsistencia. De esta forma, la calidad de la información sobre el estado y comportamiento de la red queda garantizada, constituyendo una buena base para la toma de decisiones. A partir de esta habilidad para reconstruir la red en el tiempo y asegurar su consistencia, distintos módulos aplicativos
provistos por la empresa permiten resolver todos los aspectos de calidad de información antes mencionados.

En resumen, la correcta gestión de la dimensión temporal es una función crítica para asegurar la calidad de información cada vez más necesaria para la gestión de empresas con redes distribuidas en geografías amplias. Considerando que los sistemas SIG tradicionales no responden adecuadamente frente a esta necesidad, nuevas tecnologías que contemplen la gestión del tiempo en forma intrínseca serán cada vez más necesarias. Anticipando esta oportunidad, 4DataLink ha desarrollado una tecnología apropiada para esto. En la actualidad, más de 40 clientes en la región están aprovechando las ventajas de esta nueva plataforma para la gestión de empresa de servicios públicos y de televisión por cable.

Gustavo Loforte

Fuente:

Revista InfoGEO – www.mundogeo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
27 + 11 =