Seguridad ciudadana: Los delitos se pueden prever con más exactitud

Los SIG permiten establecer zonas donde ocurren más robos, riñas o desórdenes. Incluso logran establecer áreas de influencia de una botillería. Esto puede ser mezclado con móviles en terreno que posean sistemas GPS.

n0003

Ya no es necesario utilizar complejos satélites para localizar y ayudar en un operativo policial. Un buen sistema de información geográfica puede ayudar bastante a la seguridad de una comuna, e, incluso del territorio nacional.

En materia de seguridad ciudadana, por ejemplo, los SIG aparecen como un elemento clave de apoyo a la gestión del Gobierno en la visualización de la distribución geográfica de los actos delictivos, especialmente los que revisten una mayor gravedad desde el punto de vista de las consecuencias sobre las personas como lo son el homicidio, robo y agresión.

Justamente eso es lo que comenzó a desarrollar el 2004 la Municipalidad de Maipú, lo que ha significado un importante cambio cultural no sólo en la unidad de Seguridad Ciudadana, sino en todo el municipio. La clave está en una base de datos única, donde se potencia el análisis de la información denominado Sistema de Información Geográfico de Maipú (Sigma).

En el caso de la seguridad, mediante la información ya georeferenciada se puede por ejemplo determinar zonas donde ha habido una mayor cantidad de delitos, considerándola de mayor riesgo y así reforzar el patrullaje de los móviles que posee la municipalidad. También se pueden definir lugares donde ocurren más vandalismo, conflictos vecinales o, incluso, donde se consumen con mayor frecuencia drogas y alcohol.

n0004
Hernán Ortega, Municipalidad de Maipú.

Pero en el caso de Maipú, el SIG comunal posee una especie de “bonus track”. 15 móviles de Seguridad Ciudadana cuentan con un localizador satelital GPS, que son monitoreados por una central de operaciones que cruza los mapas con la ubicación exacta de cada vehículo.

“De esta forma, cuando ocurre un hecho delictual, por ejemplo, rápidamente los móviles se pueden coordinar en base a su ubicación y a los puntos que posee cada uno a su alrededor, como escuelas, centros de salud o supermercados, por nombrar algunos. Incluso podemos definir la zona de influencia de una botillería y actuar según esa información”, explica Hernán Ortega, coordinador del Comité de Espacios Públicos, Urbanismo y Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Maipú.

El sistema les permite además coordinarse rápidamente con Carabineros e identificar con exactitud lugares de desorden público, riñas o robos. Toda esta información, además de las denuncias de los vecinos, se va sumando a una base de datos que se actualiza constantemente.

“Nos permite hacer un seguimiento de la evolución de los delitos o determinar las horas en que ocurre una mayor cantidad de accidentes automovilísticos. Entonces, es mucho más fácil y rápido actuar en los sectores donde la sensación de seguridad es menor. Incluso, en dichas zonas reforzamos la vigilancia para que esa sensación disminuya”, agrega el funcionario municipal.

Justamente en estos momentos se encuentran realizando un estudio sobre los locales de venta de alcoholes y sus radios de influencia, en base a todos los desordenes públicos que ocurren.

Información sensible

Una experiencia similar pero a bastante mayor escala posee la División de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, que comenzó el 2001. Se trata de la georreferenciación de datos recogidos de una serie de instituciones como Carabineros, la Policía de Investigaciones, intendencias y municipios.

Toda esta información, aparte de estar en una base de datos única, se comparte en una especie de extranet a la cual tienen acceso las diferentes entidades encargadas de la seguridad civil en Chile, y de esta forma un comisario, por ejemplo, puede tomar decisiones más rápidas cuando está ocurriendo un incidente.

Rodrigo Espina, jefe de la unidad de Análisis Territorial Delictual de la División de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, explica que gracias a una serie de herramientas como ESRI, por nombrar uno, se pueden cruzar los datos de forma efectiva. Es más, en 2001 el Ministerio del Interior fue distinguido por ESRI como el realizador de uno de los Proyectos SIG más Innovadores en todo el territorio nacional.

“Una de las ventajas de nuestro sistema, aparte de la información es la creación de una manera de representar los datos más amigablemente y comprensible para cualquier persona, algo que es muy importante cuando se debe tomar una decisión rápida”, explica Espina. Y lo interesante es que la mayoría de las aplicaciones se encuentran en plataformas de código abierto como Linux.

n0005
Rodrigo Espina, Ministerio del Interior.

Sin embargo, a pesar de que el sistema permite identificar zonas de influencia delictual, Espina indica que esta información es altamente reservada. “La decisión del Gobierno es no dar a conocer públicamente todos los datos y las conclusiones de los mismos, ya que es información demasiado sensible que puede generar temor injustificado o crear estigmatizaciones en ciertos sectores. Eso sí, cada cierto tiempo estamos entregando algunas noticias al respecto hacia la opinión pública, pero el detalle fino, puede ser complicado”, concluye el jefe de la unidad de Análisis Territorial Delictual.

Puntos seguros

Entre las cosas que se pueden realizar con los SIG en el área de seguridad están:

Distribución geográfica de la delincuencia, visualizándola, por ejemplo, por rangos de edades, horarios en que se cometen los delitos, frecuencia de clases de delitos, características específicas sobre los delincuentes y otros.

Establecimiento de la cercanía de puntos vulnerables de la población, como por ejemplo los colegios.

Análisis temporal y/o estacional de los delitos (temporada del año).

Análisis multivariable de los datos con el propósito de detección de patrones, generación de modelos y realización de simulaciones sobre variables que influyen en la ocurrencia de actos delictuales.

Fuente:

Especiales – El Mercurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
18 ⁄ 2 =