Santiago pierde su límite urbano por crecimiento de comunas periféricas

El explosivo crecimiento habitacional de comunas como Lampa, Quilicura, Colina, Talagante y Padre Hurtado, que en última década sumaron en conjunto 81.877 nuevas viviendas de Santiago (el 44,4%), desdibujó el límite urbano de la capital.

Ésa es la principal conclusión de un estudio realizado por el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Católica, que analizó el crecimiento urbano de la Región Metropolitana entre 1992 y 2011.

De acuerdo con la investigación, el auge inmobiliario de las comunas localizadas en el sector “periurbano expandido”, es decir, fuera de las comunas del Gran Santiago, ha modificado radicalmente lo que se entiende hoy por Santiago.


Fuente: Instituto de Estudios Urbanos UC

“Antes vivir en Piedra Roja, Melipilla o Peñaflor y trabajar en Santiago habría sido impensable. Con las autopistas y el desarrollo de las tecnologías, como el teléfono móvil, todo cambió. Muchos aún siguen pensando en la ciudad de hace 30 años y no en la que existe actualmente. Por ejemplo, todo Peñaflor y Talagante están llenos de parcelas de agrado que acogen un tipo de vivienda urbana, con personas que optan por vivir lejos de los ritmos de la ciudad y buscan viviendas de mayor superficie en zonas más tranquilas”, explica el profesor y urbanista Carlos de Mattos, uno de los investigadores del estudio, financiado por un Fodecyt.

El estudio también muestra cómo se desplaza la “mancha urbana” de Santiago Norte, debido al mayor crecimiento de barrios como Valle Grande o Lara Pinta en Lampa, que apuntan a sumar 60 mil habitantes a la comuna.

geo00193

Además, destaca un auge en la zona surponiente, en comunas como Padre Hurtado, Talagante, Peñaflor y Melipilla, que han doblado sus permisos de edificación en la última década.

“En estas zonas, por un precio de suelo más bajo, se construyen viviendas de 100 m2 o 150 m2 a los que pueden acceder familias de clase media. Estas viviendas amplias albergan a una cantidad mayor de personas de las que optan por vivir en departamentos unifamiliares, de 50 m2, ubicados en el centro histórico de Santiago”, indica Luis Fuentes, quien es geógrafo y doctor en Estudios Urbanos de la UC, y participó en el análisis.

De acuerdo con los investigadores, este “desparrame” de los límites de Santiago plantea desafíos de política pública. “Se requiere, por ejemplo, que el Transantiago se extienda y llegue a estas zonas porque hoy día una persona de Lampa paga mucho más por moverse al centro y quizás está más cerca de una que vive en Puente Alto y si tiene Transantiago. Hay que repasar los servicios y atender lo que está pasando con este crecimiento”, agrega Fuentes.

El proceso, según el estudio, se da forma paralela al contante crecimiento del centro histórico de Santiago, que protagonizan edificios de departamentos para solteros.

Este fenómeno, según investigadores como Iván Poduje, está fomentado un “infilling” o retorno al centro histórico, lo que se da por un crecimiento al interior de Américo Vespucio.

Según Fuentes, este proceso se concentra en la comuna de Santiago, pero no se observa de la misma forma en otras comunas Aledañas como Quinta Normal o Cerro Navia.

Fuente:

Emol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
28 ⁄ 14 =