¿Porque usted necesita de GLONASS?

Descubra como integrar el GPS con el GLONASS

“Cuanto más, mejor”. Este dicho popular puede no ser unánime y tampoco ser aplicado a todas las situaciones, pero cuando se trata de servicios hechos a partir del rastreo de señales de satélites, por receptores GPS, sin duda esa afirmación es verdadera.

Todos los usuarios de la tecnología GPS saben que cuanto mayor el número de satélites “visibles”, mayor la probabilidad de obtener un menor PDOP en función de una mejor geometría de los satélites y, por consecuencia, mayor la posibilidad de conseguirse precisiones mejores para los puntos rastreados.

Además de eso, un número mayor de satélites disponibles garantiza mayor período útil de trabajo de campo, eliminando los espacios de tiempo en función de un número bajo mínimo necesario para la fijación de las ambigüedades en los trabajos posprocesados (mínimo de 4 satélites comunes entre receptores base y móvil) y, en tiempo real – RTK (mínimo de 5 satélites comunes entre receptores base y móvil).

Hace años que tenemos una constelación completa de satélites GPS, mínimo de 24 unidades en órbita, pero los que se utilizan del sistema día tras día, frecuentemente se depara con situaciones en las cuales el número de satélites rastreados no es suficiente, sea por obstáculos naturales, sea por obstáculos artificiales y en muchos de estos casos, es suficiente para el usuario disponer apenas de un satélite más y garantizar el éxito del trabajo.

En ese momento el sistema GLONASS pasa a tener su importancia. La ayuda de uno o más satélites GLONASS juntamente con los satélites GPS, puede significar la diferencia entre lograr o no ejecutar el trabajo.

La planificación de la misión, muy usada en el pasado para determinar si había satélites y PDOP compatibles con el servicio a ser ejecutado, jamás logró ofrecer la seguridad necesaria al profesional, porque es prácticamente imposible simular en los softwares de los fabricantes, con la precisión necesaria, las situaciones reales encontradas en el campo, considerando todas las obstrucciones, árboles, edificaciones y demás interferencias para cada punto rastreado.

Con un receptor que recibe de forma exclusiva las señales de receptores GLONASS, el usuario enfrentaría los mismos problemas de los usuarios de la tecnología GPS de años anteriores, en función del número insuficiente de satélites; largas secciones de rastreo.Pero, utilizando receptores que pueden rastrear las señales de ambas constelaciones, los resultados son sorprendentes.

Combinando los recursos de los dos sistemas, los tiempos de rastreo y lo de fijación de las ambigüedades son menores, además del PDOP, que siempre es menor, si comparados apenas con dos satélites GPS. Con las dos constelaciones, la precisión de los puntos rastreados es mejor, y además de eso, prácticamente elimina los períodos inoperantes causados por el número insuficiente de satélites en campo.

g0002

g0003

Certifique en los cuadros, la disponibilidad de satélites y el PDOP, del sistema de GPS individualmente (Figura 1) y en conjunto con el sistema GLONASS (Figura 2) para Brasilia, el 23 de Febrero del 2005, de las 8:00 a las 20:00 hrs y con la máscara de elevación de 15° sobre el horizonte.

¿Es posible confiar en el sistema ruso? Esa pregunta estuvo por muchos años entre los profesionales de todo el mundo, Durante un período que coincidió con la caída de la Unión Soviética, los problemas financieros enfrentados por la nueva Federación Rusa y la vida útil corta de la primera serie de satélites lanzados, perjudicaron la evolución del sistema GLONASS.

g0004

Sin embargo, el sistema ruso cuenta hoy con el apoyo de otros países, incluyendo China.Además de eso, muy reciente (14/12/04) Rusia y Estados Unidos, firmaron el tratado de cooperación que mantendrá la compatibilidad y avance en la interoperabilidad entre los sistemas para propósitos civiles y garantizando la continuidad de la disponibilidad de este servicio mundialmente y sin costo para los usuarios (ese cuadro puede ser leído íntegramente en www.state.gov/r/pa/prs/ps/2004/39748.htm ).

Otro factor importante es respecto a los últimos satélites rusos lanzados y a los nuevos que serán lanzados. Modernizados y con mayor vida útil, están delante de los americanos en la introducción de nuevos recursos ya presentes en los satélites que serán lanzados ese año, como el código civil de la segunda frecuencia (L2C), y la adición del a tercera frecuencia para los próximos satélites de la familia GLONASS-K (Lanzamiento previsto a partir del próximo año – 2006). Actualmente la constelación esta formada por 12 satélites ( http://www.glonass-center.ru/nagu.txt ) con previsión de 25 satélites hasta el 2012. Abajo, el cronograma de lanzamiento de los satélites GLONASS.

Nada mejor que la opinión de un profesional para atestiguar las informaciones aquí contenidas, como, por ejemplo, las palabras del ingeniero agrimensor, Nadir de Moura, de la empresa CCC Topografía (moura.aax@terra.com.br), ubicada en Minas Gerais:
“Soy propietario de un par de GPS Topcon Hiper +. Son muchas las características de los servicios desarrollados a través de ellos: catastros, levantamientos planialtimétricos, transporte de coordenadas, levantamientos de área rural, en esa última, obedeciendo la nueva legislación del INCRA (Instituto de Colonización e Reforma Agraria).
En los días en que se libera el rastreo de los satélites GLONASS, la actuación del equipo mejora de manera significativa. El tiempo necesario para la solución de las ambigüedades es mucho más rápido, y la señal más segura. Servicios en locales donde no fueron posibles los levantamientos en días normales, fueron ejecutados en los días de Cinderela.
Mi conclusión es que, un número menor de satélites, el GLONASS mejoró mucho la actualización del equipo”.

El mensaje principal que queda sobre la utilización de ambas constelaciones, no es el número de satélites que cada uno posee de forma individual, pero sí el poder que esa unión representa para el profesional. En el campo, entre árboles u otros obstáculos, lo que importa es aquel o aquellos satélites más disponibles por el GLONASS que permiten la ejecución del trabajo. En otras palabras, tener mayor seguridad en la realización del servicio en aquel momento, y no necesitar volver en otra ocasión por falta de satélites o alto valor de PDOP. O aún peor: descubrir en gabinete durante el posprocesamiento, que el punto no ha quedado bueno y necesita ser rastreado nuevamente.

Fuente 1:

Diogo Nava Martins

Fuente 2:

http://www.mundogeo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
23 × 28 =