Ordenamiento Territorial con Fines Turísticos en las Cuencas de los Ríos Puelo y Cochamo

En el marco de los cambios en algunos segmentos de la demanda y la oferta turística, que han significado la aparición de un turismo alternativo o de intereses especiales en áreas rurales y naturales de nuestro país, las excepcionales condiciones de los recursos naturales, paisajísticos y turísticos de la zona en estudio, y la Declaración de Zona de Interés Turístico Nacional en la zona comprendida por las cuencas de los ríos Puelo y Cochamó, en la comuna de Cochamó, se estableció la necesidad de contar con una propuesta de ordenamiento territorial que permita orientar y regular la intervención de las iniciativas público-privadas en la zona, como asimismo garantizar la sostenibilidad a futuro de cualquier tipo de intervención, pues existen condiciones muy particulares de los recursos y tanto la zona como su entorno presentan condiciones muy favorables para la atracción y desarrollo de la actividad turística.


INTRODUCCION

La actividad turística es una de las actividades productivas que ha tenido un significativo desarrollo en los últimos años y una alta participación dentro de la economía mundial (Brandon, 1996; Ceballos Lascouráin, 1996 y OMT, 1997, citado por Acevedo, 2001), cuya tendencia a la creación de un segmento de mercado orientado a la naturaleza, ha impulsado las más variadas formas de ecoturismo(Parra, B.2002).

En Chile, el turismo ha experimentado una rápida expansión en los últimos años, explicados en la positiva imagen del país como una nación democrática, ordenada y estable en lo político, económico y social, condición imprescindible para construir un destino turístico; la confianza de los empresarios reflejada en las cifras de inversión en el sector, que ha generado nuevas ofertas de servicios turísticos; el desarrollo de infraestructura, especialmente vial y aeroportuaria; y las acciones de difusión internacional de la oferta turística.

Si consideramos los últimos diez años, Chile ha experimentado un crecimiento sostenido de su actividad turística, y si bien ello responde a una tendencia global, los índices de la última década superan incluso las tasas de crecimiento internacionales (Mundial: 4,3%; Chile: 6,3%). Según las estadísticas del año 2000(Sernatur, 2002), nuestro país recibe anualmente una cifra superior a 1,7 millones de turistas, que en términos económicos se traduce en una entrada de aproximadamente 830 millones de dólares anuales.

Por otra parte, la diversidad geográfica y climática del país, así como la presencia de recursos histórico-culturales y antropológicos, permiten la existencia de la materia prima para hacer del turismo una actividad económica de creciente importancia económica. Estando el país en condiciones de ampliar su oferta, tanto para el turismo en general, como para las crecientes demandas de turismo de intereses especiales, desarrollando nuevos productos (por ejemplo el turismo de aventura y el ecoturismo), expandiéndose hacia nuevos territorios, así como diversificando las alternativas de viaje y alojamiento (Sernatur, 1999).

Estas extraordinarias condiciones que posee nuestro país y las tendencias del mercado, permiten hacer del turismo una actividad que contribuya al progreso económico del país, pues las tendencias a mercados cada vez más segmentados, brindan la oportunidad de ofertar un producto distintivo y cada vez más valorado por turistas y touroperadores mundiales: el turismo de naturaleza y de intereses especiales. Ecoturismo, montañismo, pesca deportiva, rafting, nieve, deportes acuáticos, observación de flora y fauna, son sólo algunos de los productos exportables a desarrollar con mayores perspectivas a futuro(Sernatur, 1999).

Sin embargo, el turismo orientado a la naturaleza, está estrechamente vinculado a la existencia y calidad de los recursos naturales que en un territorio puedan existir, dependencia de los recursos naturales que hace necesaria la planificación de esta actividad, a través de la cual sea posible sustentar y preservar las condiciones a futuro de un territorio, como asimismo evaluar la calidad y potencialidad de los recursos albergados.

En este escenario, considerando las extraordinarias condiciones de nuestro país, la apertura económica, el crecimiento de la actividad turística, el desarrollo de una demanda turística orientada a la naturaleza y de intereses especiales, la estrecha relación entre la calidad de los recursos de un territorio específico y las oportunidades de desarrollar una actividad turística, se plantea la necesidad de encauzar la actividad turística permitiendo mantener las condiciones de un determinado territorio, y por tanto su valor turístico a futuro , a partir de un ordenamiento territorial que determine sus aptitudes y limitaciones para albergar a la actividad turística, y a partir de esto se planifiquen y normen los usos y actividades posibles de realizar en éste.

3.DELIMITACION DE LAS UNIDADES DE EVALUACION

3.1.Delimitación de las unidades territoriales
El propósito de establecer una zonificación, es la posibilidad de separar zonas con similares características para el desarrollo turístico, y que faciliten además la posibilidad de aplicar metodología multicriterio.

Según Boullón (1990), el espacio turístico es la consecuencia de la presencia y distribución territorial de los atractivos turísticos, materia prima del turismo. De esta manera, la mejor forma de determinar un espacio turístico es recurrir al método empírico, a partir del cual se puede observar la distribución territorial de los atractivos turísticos y de la planta turística, y por tanto la detección de patrones territoriales que permitirían definir tales espacios. A partir de la aplicación del procedimiento metodológico descrito por Boullón(1990), es posible identificar los siguientes espacios turísticos en función de su grado de importancia o jerarquía, y de los criterios que la definen:

a) Zona Turística

Es la unidad mayor de análisis, y para su definición se debe contar con un número mínimo de 10 atractivos turísticos suficientemente próximos, sin importar su categoría o jerarquía (Boullón,1990), pero que al menos cuenten con un atractivo de jerarquía 3 o 4(atractivos que por sí mismos, movilicen turistas nacionales o extranjeros). Siendo posible, a partir de su distribución espacial y contigüidad determinar la extensión de tales zonas. Pero además de los atractivos turísticos deben existir otros elementos complementarios que permitan el funcionamiento adecuado de tales zonas. Así cada una de estas zonas debe contar con equipamiento, servicios turísticos, y al menos una localidad que posea dentro de su área de influencia atractivos de jerarquía que puedan motivar un viaje turístico y que además permita servir como soporte de servicios, además de poseer una infraestructura de comunicaciones que permitan integrar los distintos sectores que conforman tal zona, para el caso medidos a partir del tipo de vías existentes para acceder a la zona(terrestre, aérea o marítima).

Considerando también, las particulares características de la zona de estudio, emplazada en medio de la Cordillera de los Andes, se agregan para la determinación de tales zonas los límites de las cuencas hidrográficas como unidades de paisaje bien definidas y cuya morfología es determinante en la conectividad entre los distintos sectores del área de estudio.

Como resultado de todas estas consideraciones, se establecieron 4 grandes zonas o unidades territoriales de evaluación .Estas corresponden a la Cuenca Superior del Río Puelo, Cuenca Inferior del Río Puelo, Cuenca del Río Manso y Cuenca del Río Cochamó(Figura 5).

4. DIAGNOSTICO TURÍSTICO

El diagnóstico turístico pretende dar una visión del estado actual de la actividad turística en cada una de las zonas y subzonas turísticas identificadas, a través del análisis de la oferta y la demanda turística.

La oferta turística, será a partir de la caracterización, cuantificación, localización y estado de la planta turística – atractivos turísticos, alojamiento, alimentación y servicios turísticos-. En tanto, la demanda turística, será analizada a partir de los datos obtenidos de los dos retenes fronterizos que existen en la zona de estudio.

5.CARACTERIZACIÓN DE LAS UNIDADES TERRITORIALES DE EVALUACIÓN.

A continuación se caracterizan las distintas unidades de evaluación propuestas con el fin contar con toda la base de información para la evaluación de los modelos de aptitudes y limitaciones.

5.1.Zona Turística Cuenca Inferior del Río Puelo.

A. Población, Equipamiento y Accesibilidad

Esta zona está conformada por cuatro subzonas: Cuenca Río Puelo Chico, Cuenca Río Barrancas –Cascajal, Cuenca Inferior del Río Puelo, y el Poblado de Puelo (Figura 6). La población total de esta zona corresponde a 710 habitantes, gran parte de los cuales se concentran en el Poblado de Puelo, lugar con disponibilidad de todos los servicios básicos, complementarios y equipamiento. Los poblados restantes corresponden a Alto Puelo, Lago Tagua tagua, Las Gualas y Poica.

El acceso a la zona es por vía terrestre a través del camino ripiado Ralún-Cochamó-Río Puelo o bien por el sur desde Caleta Puelche, ambas correspondiente a la ruta variante de la Carretera Austral. La segunda ruta importante, es el camino ripiado de que va desde Puelo hasta Llanada Grande, que en el Lago Tagua tagua es conectado por el recorrido regular de la barcaza Don Felipe. Por vía Aérea, se accede al aeródromo de Río Puelo, el único disponible en toda la comuna. Por vía marítima puede accederse en embarcaciones particulares por el Estuario del Reloncaví.

6. -EVALUACION DE LOS USOS PROPUESTOS.

A continuación, se realizará la evaluación de las aptitudes y limitaciones para las Cuencas de los Ríos Puelo y Cochamó, y donde se exponen dos modelos para determinar los mayores beneficios y las mayores limitaciones para el desarrollo de la actividad turística en cada una de las subzonas de evaluación.

El primer modelo, corresponde al Modelo de Aptitud, que busca identificar los espacios con mayores aptitudes, características más favorables o beneficios para el desarrollo de la actividad turística según de sea su carácter: intensivo o extensivo. El segundo modelo, corresponde al Modelo de Limitación, que busca identificar las restricciones o dificultades que afecten el desarrollo de la actividad turística. Permitiendo la aplicación de ambos modelos, priorizar a partir de una serie de criterios los espacios más óptimos para cada uso turístico propuesto(Intensivo-extensivo), la combinación que se da entre ambos y el orden de priorización por cada subzona.

Los resultados de la aplicación de ambos modelos, han sido traspasados a Sistemas de Información Geográfica con el fin de identificar en detalle al interior de cada zona y subzona turística cuáles son los espacios más óptimos, en función de estos modelos, para el desarrollo de una zona turística intensiva y de una zona turística extensiva; y que tiene por finalidad la construcción de la base cartográfica para realizar la propuesta de zonificación turística de las Cuencas de los Ríos Puelo y Cochamó.

Finalmente, se han identificado Sitios Prioritarios de Interés Especial, que tiene por objetivo preservar sitios naturales, arqueológicos o arquitectónicos con gran valor para el turismo, y que actualmente no están protegidos. También incorporados en la cartografía final.

6.DISCUSIÓN

Una vez realizado el análisis para definir la aptitud que poseen las cuencas de los ríos Puelo y Cochamó, para el desarrollo de la actividad turística, se presentan algunos comentarios respecto a la propuesta de ordenamiento territorial.

El concepto de ordenamiento territorial turístico, en sus más variadas acepciones, involucra el establecimiento de una estructura de usos, a partir de una estructura de usos actuales, y pretende a partir de ese “orden existente”, generalmente construido de manera espontánea, llegar a un “orden deseado” de aquella estructura de usos. Dicha estructura de usos, debiese cumplir con dos condiciones: la primera, conciliar los distintos intereses sobre ese territorio, y la segunda, el establecimiento de relaciones equilibradas entre usos.

Las experiencias de ordenamiento territorial, en términos metodológicos y de propuesta de usos, están fundamentalmente asociadas al área urbana, espacio al cual tradicionalmente se han enfocado los instrumentos de planificación, y donde la actividad turística corresponde a una realidad de desarrollo totalmente distinta a un área rural como la expuesta en este trabajo. Razón por la cual se revisaron varias experiencias anteriores enfocadas en distintas áreas geográficas, para construir la propuesta de usos que finalmente fue evaluada en este trabajo a través de metodologías multicriterio y representada cartográficamente a través de Sistemas de Información Geográfica.

El proceso de ordenamiento territorial requiere ser abordado con una metodología adecuada, pues existen innumerables actores, diversos intereses de los actores públicos y privados presentes, distintas visiones de desarrollo, múltiples usos y actividades actuales. Siendo la metodología multicriterio muy útil, al facilitar la combinación de distintas variables y dimensiones que involucra un proceso de toma de decisiones, permite representar y evaluar estas combinaciones -a partir pesospara
finalmente otorgar resultados que permiten una asignación de usos más eficiente , al transformar percepciones subjetivas en un valor cuantificado.

La aplicación de esta metodología fue realizada a partir de la información existente, el marco teórico referencial, las consideraciones de la autora y la opinión y valiosa colaboración de profesionales de distintos servicios públicos y extranjeros, que permitieron enriquecer la elaboración de cada uno de los modelos de uso turístico, a través de la validación de los modelos, la jerarquía y asignación de pesos de las distintas variables consideradas. De esta manera fue posible incorporar diversos aspectos del problemas que se estaba abordando tanto de carácter cualitativo como cuantitativo.

Uno de los aspectos importantes en la definición de los modelos fue la disponibilidad de información, estando la calidad de los resultados expuestos en directa relación a ésta, como además de los expertos que participaron en la construcción de estos modelos. En este sentido, existen algunas variables que no pudieron ser incorporadas, pues no se contaba con ella o lo general del dato no permitía establecer diferenciaciones territoriales para las unidades de análisis. Entre las variables no consideradas por la falta de información, se encuentra la capacidad de uso del suelo y el clima. La capacidad de uso para diferenciar las aptitudes del suelo para la actividad silvoagropecuaria, y el clima para considerar la variabilidad y agresividad climática, durante los distintos meses del año y su influencia en la marcada estacionalidad de la demanda.

8.CONCLUSIONES

El estudio del turismo desde el punto de vista de la geografía radica en la espacialización y la planificación de dicha actividad. Desde ésta perspectiva el planteamiento de un ordenamiento territorial con un énfasis en la actividad turística, plantean según Vera (1997), objetivos básicos para el ordenamiento del espacio turístico, entre los que se han considerado, los usos turísticos preferentes, la valoración de los recursos turísticos, localización preferente de infraestructura y equipamiento turístico que permitan facilitar la creación de productos recreativos y turísticos.

En primer lugar, la propuesta de usos turísticos preferentes aquí planteada tiene que ver con las características de la zona de estudio, la orientación de desarrollo turístico deseada, el desarrollo turístico actual, la localización actual de la actividad turística y la consideración de estudios previos de ordenamiento territorial. De este modo la propuesta de usos turísticos preferentes evaluada, contempla 2 categorías : 1)Zonas preferenciales para la recreación y turismo de intereses para zonas ruralesnaturales y 2) Zonas prioritarias de interés especial. La primera de ellas subdividida en zonas de acuerdo a la intensidad de uso que se pretende asignar al territorio, una zona de uso turístico intensivo y una zona de uso turístico extensivo.

En este sentido, existen dos zona de uso turístico intensivo, los poblados de Puelo y Cochamó, que corresponden a características muy distintas respecto a todas las otras unidades de evaluación turística. Son espacios semiurbanizados en vías de convertirse en pueblos(actualmente aldeas según INE), con mayor dotación y calidad de servicios básicos y turísticos, con localización y accesibilidad priviligeada y permanente durante todo el año que les permite acoger el flujo de turistas que proviene desde Puerto Montt-Puerto Varas, de la carretera austral y desde la zona cordillerana, debiendo la infraestructura, equipamiento turístico y en general los productos turísticos adaptarse a un segmento de turismo más masivo en estas zonas.

En segundo lugar, la valoración del patrimonio turístico realizada a partir de un catastro y aplicación de fichas de evaluación de los atractivos turístico, permite distinguir aquellos atractivos con mayor jerarquía y por tanto con mayor potencial para atraer a turistas. Estos atractivos turísticos con jerarquía 3 o 4 se concentran en la Cuenca Superior del Río Puelo, la Cuenca Superior del Río Cochamó y la Cuenca Superior del Río Manso, y son aquellos en torno a los cuales podría estructurarse o bien consolidarse un producto turístico muy definido para el segmento de naturaleza, donde además sería posible distinguir una diferenciación y competitividad de estas zonas turísticas respecto a las que no poseen esta característica.

En los poblados de Cochamó y Puelo, será posible implementar productos turísticos de carácter más tradicional y masivo, por acoger parte de la demanda turística que proviene tanto de la Región como Santiago, que corresponde a segmentos socioeconómicos medios y altos, que buscan un turismo de característica más masiva y no se interesan tan directamente por actividades asociadas a la naturaleza, sin embargo valoran el paisaje, la posibilidad de descanso y la pesca.

Bajar Documento Completo (2.5 Mb)

Fuente:

Carolina Araya Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
22 − 22 =