Mapa de puntos más ruidosos en Santiago

Este considera una superficie de aproximadamente 1.000 km2 y las 34 comunas que conforman el Gran Santiago (Provincia de Santiago más las Comunas de San Bernardo y Puente Alto).

c0452

El Ministerio de Medio Ambiente lanzó hoy el mapa de ruido de la Región Metropolitana, tomando en cuenta las fuentes modeladas correspondientes al tránsito vehicular y ferroviario.

De acuerdo a los antecedentes, los puntos más ruidosos de la capital se ubican en Vespucio con Apoquindo; Autopista del Sol con Vespucio; General Velásquez con Alameda; y Vespucio con Ruta 5. Sin embargo, el punto más silencioso se ubica en Barrio Pedro Valdivia Norte.

El mapa de ruido se realizó con una modelación de una extensión espacial correspondiente a las 34 comunas que conforman el Gran Santiago (Provincia de Santiago más las comunas de San Bernardo y Puente Alto), correspondiente a una superficie de aproximadamente 1.000 km2.

La ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, indicó que “junto a la empresa MapCity, hemos trabajado en conjunto, para que la información del ruido de Santiago esté disponible para toda la ciudadanía”.

Además agregó que “este mapa representa el ruido que es generado por el tránsito vehicular durante el periodo del día, por lo que no considera las fuentes fijas. Esto fue pensado de esta forma, porque el ruido que existe en una ciudad como Santiago, alcanza el 70%”. Al considerar sólo esta fuente, estamos caracterizando prácticamente todo el ruido existente”.

“A diferencia del tránsito vehicular, las fuentes fijas como las discoteques y las actividades de construcción, cuentan con una regulación específica que establece valores máximos de emisión, la cual estamos revisando en estos momentos”, dijo la secretaria de Estado, quien además indicó que “para el caso de los edificios el Ministerio este año, comenzará a trabajar con el Minvu para establecer un aislamiento acústico mínimo para las fachadas de las viviendas”.

Benítez además aseguró que “actualmente se encuentra vigente una norma que regula la emisión de ruido de los vehículos del transporte público a nivel nacional y para el segundo semestre de este año, esperamos disponer del proyecto definitivo de la norma de ruido para los vehículos livianos medianos y motocicletas”.

Estos mapas son representaciones gráficas del ruido existente en una localidad y permiten, a partir de una escala de colores, identificar los sectores donde es necesario intervenir, como también aquellos sectores tranquilos que se deben proteger y evitar un aumento del ruido.

A partir de esta línea de trabajo se persigue realizar un levantamiento de información -hasta hoy inexistente- que permita orientar la toma de decisiones, de modo de mejorar y optimizar la gestión de control de ruido ambiental en el país.

c0453
Fuente: Universidad Austral de Chile. Instituto de Acústica

Aplicaciones del Mapa de Ruido
  1. Ordenamiento Territorial: Se plantea relevar al ruido como variable de decisión en el diseño y actualización de los Instrumentos de Planificación Territorial.
  2. Aislamiento Acústico: A partir de la caracterización del ruido en una determinada ciudad, es posible reconocer las necesidades de aislamiento acústico de las fachadas.
  3. Elaboración de Normativa Ambiental: Los mapas de ruido son la mejor herramienta de diagnóstico, por cuanto toda vez que se disponga de los resultados de las principales ciudades del país, se estará en condiciones de iniciar un trabajo orientado al proceso de elaboración de una norma de calidad de ruido.
  4. Prevención de Conflictos Acústicos: A partir de la identificación del ruido existente, es posible reconocer las zonas tranquilas, donde se debe evitar el aumento de la situación sonora, así como zonas donde es necesario actuar y donde no es conveniente permitir el emplazamiento de actividades sensibles.
  5. Selección de Viviendas: En el marco de la adquisición o arriendo de una propiedad para uso residencial, los mapas de ruido permitirán reconocer aquellos lugares potencialmente aptos para el uso residencial.
  6. Educación y Sensibilización: Los mapas de ruido permiten reconocer la presencia de este contaminante y facilitan la educación y sensibilización.
  7. Monitoreo de Metas Ambientales: En consideración a la actualización periódica de los mapas de ruido, es posible estudiar y reconocer la evolución de la situación sonora, permitiendo verificar la eficacia de las medidas y metas ambientales que se persigan alcanzar
Fuente:

La Tercera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
19 × 11 =