GPS y GPR: Evita que roben tu auto

Si perder un disco te complica la vida, imagina lo que significa que roben tu automóvil. El famoso GPS y una tecnología israelí usada para localizar pilotos de guerra extraviados en el desierto, ahora sirven para rastrear con precisión vehículos perdidos.

La fiesta estuvo impecable, pero la pesadilla comienza apenas sales a la calle y te encuentras con la sorpresa de que tu auto ha desaparecido. Este episodio podría transformarse sólo en una molestia, gracias a novedosos servicios y tecnologías que en cosa de minutos permiten que el vehículo sea detectado y traído de regreso.

Sistemas de rastreo basados en GPS (Global Position System) o en GPR (Geo Posicionamiento por Radiofrecuencia), que utilizan estaciones de radio, están disponibles en Chile.

Las ventajas del GPR

La empresa Gallyas ofrece el servicio Ubinet que rastrea vehículos mediante GPR, tecnología de origen militar que se creó en Israel para ubicar a los pilotos de guerra que caían al desierto en territorio enemigo. Estos contaban con un radiotransmisor móvil que ponían en funcionamiento en las noches y cuya señal era captada por sus camaradas que rápidamente los rescataban en helicópteros.

Ubinet partió con servicios para control de flotas, método a través del cual el dueño de una empresa puede monitorear la ruta de sus vehículos y estar informado de las detenciones, tiempos y detalles del recorrido. A partir de marzo de este año comenzaron a ofrecer el servicio de localización de automóviles robados, a través de convenios con empresas de seguros.

Al auto se le instala un dispositivo llamado RMU que transmite datos sobre su ubicación precisa. Se trata de un aparato pequeño, que se instala de manera estratégica al interior del vehículo y que no necesita colocar antenas exteriores que revelen su presencia.

Benjamín López, jefe comercial de Ubinet, explica que se trata de un radio transmisor móvil, que también recibe datos y no requiere un medio de comunicación adicional, a diferencia del sistema de rastreo basado en GPS que por lo general debe recurrir a los teléfonos celulares, lo que genera un costo extra.

Al cliente se le entrega una clave con la cual puede acceder al servicio de localización a través del sitio web de Ubinet. Allí se despliega en detalle el recorrido de la flota o del vehículo particular e incluso se puede revisar los desplazamientos de los 60 últimos días.

Cuando un auto es robado el dueño debe poner inmediatamente una denuncia en Carabineros y la empresa Ubinet comienza el rastreo. Una vez ubicado el vehículo se da aviso a las autoridades correspondientes que proceden a la detención y además se envía una señal que bloquea el funcionamiento del motor.

Otra de las ventajas de este sistema es que es más efectivo en áreas urbanas. “El GPS tiene que estar siempre a la vista de los satélites. Si meten el vehículo bajo techo o frente a un edificio alto se pierde la posición. En áreas urbanas el servicio de GPS es más deficiente, pero tienen una gran ventaja que es la cobertura mundial. Ese el precio que nosotros pagamos: la cobertura. Estamos restringidos al área que cubren nuestras antenas”, explica López.

De hecho, el sistema opera solo dentro de Santiago, ya que para su funcionamiento necesita de antenas que, por el momento, están instaladas en la capital. “Tenemos siete estaciones que están siempre ubicando a los vehículos registrados”, señala Fernando Salas, gerente de operaciones de la empresa. En todo caso, no han descartado expandirse a otras ciudades como Concepción o Antofagasta, dependiendo del éxito que tengan este año.

Según Salas, la respuesta de los clientes ha sido excelente: “Se dan cuenta de que esto les ayuda. En una oportunidad hubo un cliente al que nosotros le habíamos insistido durante dos o tres semanas para que instalara el sistema. Se lo montamos y a la semana siguiente le robaron el auto y lo recuperamos. El tipo estaba feliz, saltaba”.

El multifacético GPS

Usando el popular GPS -cuya historia también tiene origen militar (fue creado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos)- la empresa Movilmaster ofrece también el servicio de localización de autos robados, además del rastreo de flotas.

Gustavo Muñoz, jefe comercial de la compañía, explica que a diferencia de la limitada utilidad de los típicos dispositivos GPS que traen incorporados algunos autos, “con nuestro equipamiento es posible transmitir información en tiempo real, así como almacenar datos útiles -tales como detenciones, posiciones, velocidades excedidas, alarmas, control de combustible, hora de llegada a clientes, hora de salida- y publicarlos en nuestra página Web de manera constante y que estén disponible para el cliente”.

Hace cuatro años que ofrecen este servicio y destacan que la principal fortaleza frente al sistema de GPR es que no están limitados a Santiago, sino que pueden transmitir la información en tiempo real desde cualquier punto de Chile. Además, con este dispositivo el chofer también puede tener el típico sistema de navegación que mediante mapas le indica las rutas a seguir.

Al contratar el servicio, al vehículo se le instala un equipo móvil con receptor GPS incorporado y según los requerimientos de cobertura y la periodicidad con que se necesite actualizar los datos se utilizan tres plataformas de comunicación: telefonía móvil, radiofrecuencia y comunicación satelital.

Más competidores

El uso de este tipo de soluciones se ha vuelto tan atractivo que cada día hay más empresas que piensan en explorar sus posibilidades. Por ejemplo Autobahn, que ya vende sistemas de navegación GPS por voz con mapas de todo Chile, pronto lanzará un servicio para localizar autos robados también basado en esta tecnología.

Raúl Faúndez, experto en productos en Autobahn, explica que están desarrollando una solución de este tipo -que podría incluir el bloqueo del motor- pero que aún no tienen fecha de lanzamiento.

Esta solución vendría a complementar un serie de productos ofrecidos por la compañía para la protección de los automóviles, entre los que se cuentan un sinnúmero de alarmas, además de las láminas de seguridad que resguardan a los pasajeros de los objetos que puedan lanzar asaltantes contra los vidrios del auto. Ya se sabe: más vale prevenir que curar.

Fuente:

www.mouse.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
25 × 30 =