¿GEO o BIM?

La integración con el SIG está revolucionando la arquitectura, ingeniería y la construcción

La enorme evolución en la forma de pensar las geotecnologías que se integran en diversos sectores. Claro que los constantes avances tecnológicos tiene su papel decisivo en toda esta historia, pero esta forma de pensar, evolucionada e integradora, me parece primordial. Es de hecho impresionante cómo los usuarios se apropian de las formas de producir los datos y de gestionar las informaciones espaciales en sus proyectos, tornándolos multidisciplinarios y efectivamente más completos. El Hardware y software hace mucho tiempo que no se piensan separadamente, y así, formaron los sistemas que muchas empresas transformaron en soluciones, pues unieron también la inteligencia mercadotécnica en la formación de las personas y colaboradores. Surgieron nuevas siglas – GNSS, LBS, VANT, LIDAR, BIM, entre otras – todas con sistemas desarrollados para recolectar o recibir grandes volúmenes de datos espaciales que generan productos finales extremadamente detallados y con altísima productividad. Y el destaque de la letra “I” de las informaciones también promueve el carácter de integración, inteligencia y de otras dimensiones, además de las tres del posicionamiento.

Bien, pero el tema principal de discusión de esta columna es: ¿qué es el BIM?, probablemente muchos lectores ya deben de estar familiarizados con la sigla y porque no es un término reciente, pero es muy actual. El Modelado de información de construcción, también llamado modelado de información para la edificación (Building Information Modeling – BIM), es considerado la más importante promesa de desarrollo en la industria de AIC (Arquitectura, Ingeniería y Construcción). Es una tecnología y un conjunto de procesos que permiten construir modelos virtuales generados por medio de herramientas computacionales con geometría precisa y con informaciones relevantes que darán soporte a la planificación de la construcción, fabricación e insumos necesarios para realizar un emprendimiento. Además, la tecnología BIM, en la visualización de lo que se construirá por medio de simulaciones en ambiente virtual, es lo que se permite identificar problemas en el proyecto, construcción y operación. Ya escuché usuarios que relatan la tecnología BIM como una “Solucionadora de problemas”, principalmente los que cumplen cronogramas y análisis de interferencias entre las diferentes especialidades del proyecto. Relatos más optimistas a la tecnología BIM como la integradora definitiva entre el campo y la oficina, lo que perseguimos desde el comienzo de los sistemas automatizados de recolección de datos en campo usando el Láser Escáner y las Estaciones Totales, con interfaces directas con las herramientas computacionales en la oficina.

Es importante considerar también el gran potencial de la tecnología BIM cuando se integra a otro sistema que privilegia la información geoespacial: el SIG. Esta integración puede colaborar enormemente en áreas como la de planificación urbana, catastros 3D, proyectos de infraestructura y simulación ambiental. Además, la integración de las tecnologías SIG y BIM proviene de la necesidad de usar las especificaciones de las construcciones en un contexto espacial más amplio para usar en querys y análisis SIG. Por lo tanto, creo que podemos eliminar el “o” de la pregunta del título de la columna y sustituir por “y”.

Fuente:

MundoGeo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
22 ⁄ 11 =