Diagnóstico socio – espacial de los asentamientos ilegales en la comuna de Viña del Mar

Utilizando Sig y Redatam

En el año 2000 el 47% de la población mundial vivía en zonas urbanas, se estima que para el año 2030 más del 60% será población urbana, esto significa que la humanidad se encamina hacia un mundo de espacios urbanos, por lo tanto, los problemas de servicios urbanos y de vivienda para los sectores mas pobres tendrán un mayor protagonismo en la planificación territorial. A raíz de esta problemática las Naciones Unidas en uno de los “Objetivos de Desarrollo del Milenio” incorporo el mejoramiento de las condiciones físicas de los habitantes de los tugurios, refiriéndose a estos, como viviendas precarias que están agrupadas geográficamente y que obedecen a un poblamientos espontáneos producto de invasiones.


Por otro lado el Municipio de Viña del Mar ha establecido que la población emplazada en asentamientos ilegales, es una prioridad en el plan de desarrollo comunal. En un contexto político administrativo en donde la eficiencia de la gestión publica local esta definida por las prioridades y la focalización de la inversión, en donde las nuevas modalidades de intervención publica se caracterizan por un manejo de la información vinculado a la tecnología.

Para efectos de este estudio, la incorporación de los sistemas de información geográfica más el programa de análisis demográfico Redatam contribuyeron a un manejo de la información que entrego un diagnostico socio espacial acabado de las ocupaciones ilegales en la comuna.

Introducción

En el año 2000 el 47% de la población mundial vivía en zonas urbanas y se estima que para el año 2030 más del 60% será población urbana1, esto significa que la humanidad se encamina hacia un mundo de espacios urbanos, por lo tanto, los problemas de servicios urbanos y de vivienda para los sectores mas pobres serán aun mas críticos que en la actualidad, a su vez, la protección del medio ambiente se posesionara con mayor fuerza a medida que áreas periurbanas están siendo mas intervenidas por formas de asentamientos mas depredadoras.

Sin lugar a dudas la pobreza urbana y sus efectos en el espacio urbano se transformaran en uno de los grandes problemas que enfrentara el mundo durante este siglo. A raíz de esto, los países miembros de las Naciones Unidas incluyeron en las metas del desarrollo del milenio. La meta 11 que consiste en Haber mejorado para el año 2020, la vida de por lo menos 100 millones de habitantes de tugurios23. Sin embargo, esta meta sólo abarca una parte de la población en problemas de vivienda, ya que se estima en 924 millones la cantidad de habitantes que habitan en asentamientos precarios, es decir un 31,6 % de la población urbana total del mundo (UN-HABITAT)

En este mismo sentido el Banco Mundial “considera que el número de habitantes de las ciudades crecerá en unos dos mil millones durante los próximos 25 años y las ciudades con muchos barrios miseria enfrentaran un crecimiento significativo del fenómeno, a menos que adopten reformas para enfrentar el problema (…) El desafío es que las ciudades adopten un enfoque inclusivo tanto para los tugurios como para sus habitantes, y que traten de adelantarse al reto esperado (…) Aquellas ciudades que han logrado progresar lo han conseguido creando el espacio en el que pueden hacerse realidad las aspiraciones de los habitantes de barrios bajos que trabajan en la ciudad”

Por otro lado, la comuna de Viña del Mar esta experimentando simultáneamente una mayor vinculación con el mercado global y una descentralización políticoadministrativa, estos procesos consolidan a los gobiernos urbanos como agentes participes de la globalización, asimismo esta tendencia esta generando nuevas estructuras urbano-territoriales y cambios en las modalidades de intervención en el territorio. En este nuevo panorama, la comuna debe plantear políticas urbanas ajustadas a un escenario mundial caracterizado por la competitividad de las ciudades.

Si la comuna de Viña del Mar pretende aumentar la competitividad económica necesita que el sector privado mejore su entorno operativo y para lograr esto, la ciudad debe optimizar las condiciones de productividad, esto incluye generar infraestructura tecnológica que asegure la conectividad del territorio a los flujos globales y por sobre todo, necesita de recursos humanos capaces de producir y de gestionar en el nuevo sistema técnico-económico, pero también requiere, de la existencia de condiciones de vida satisfactoria (vivienda, servicios urbanos, salud y cultura)

Para que Viña del Mar se encamine a una participación efectiva en la economía global, debe establecer una política económica local integradora, en donde cada sector social y/o territorial debe aportar al producto ciudad.

El problema esta, cuando los que menos aportan al producto ciudad, aquellos que se encuentran en el extremo inferior de la distribución del ingreso, se localizan espacialmente concentrados, en estas condiciones se torna más difícil para estos sectores integrarse de un modo favorable a la red adherente que constituye la ciudad.

La principal deseconomía que presenta la comuna de Viña del Mar ante el desafió de la competitividad urbana es la pobreza urbana, esencialmente aquellos sectores de la población que viven en condiciones de precariedad habitacional, que están en situación de ilegalidad, en cuanto a la dominialidad de los terrenos y que por lo tanto están al margen del proceso de urbanización.

Ante el desafió que constituye intervenir estos asentamientos, la comuna debe superar las dificultades relacionadas con el proceso de descentralización político administrativa, estos son mayores responsabilidades expresadas en mayores costos, en donde la eficiencia de la gestión publica local esta definida por las prioridades y la focalización de la inversión o el gasto publico.

Ante este panorama, esta investigación busca desarrollar un diagnostico socioespacial de los asentamientos ilegales en la comuna, para que el gobierno local opte por modalidades de intervención que estén ajustas a los nuevos procesos que están evidenciando las ciudades.

Para efectos de este estudio, el cual utiliza como principal componente de definición de asentamientos ilegales la definición más apropiada es: “conjuntos de viviendas, construidas por sus ocupantes con técnicas y métodos no convencionales, en terrenos ocupados ilegalmente, que presentan condiciones ambientales deficientes y que carecen de servicios básicos adecuado”.

Metodología

Para identificar espacialmente los asentamientos ilegales presentes en la comuna, se recurrió a la aereofotointerpretación digital y a la utilización de Sistema de Información Geográfica (SIG) para delimitar digitalmente las zonas ocupadas por estos asentamientos. Una vez desarrollado este ejercicio se obtuvo la ubicación geográfica de estos asentamientos, como así también, su localización en el contexto comunal.

Para analizar la estructura socio-demográfica de la población residente de los asentamientos ilegales, se utilizo el programa Redatam el cual contiene micro datos y/o información agregada con millones de registros de personas, viviendas manzanas de ciudades, entre otros. Estos datos utilizan fuentes de censos, encuestas hogar u otras fuentes.

Para conseguir la información requerida en este programa, primero se debe conocer los números de las manzanas censales correspondientes a la ubicación de los asentamientos ilegales, para obtener estos número se utilizo un programa SIG capaz de alinear las coberturas del mapa censal comunal con el mapa desarrollado en el objetivo anterior, el cual contiene la ubicación geográfica de estos asentamientos a nivel comunal.

Una vez obtenidos los números censales de las manzanas ocupadas por viviendas ilegales, se guardo estos números en el programa Redatam, para luego procesar estos datos y conseguir los cuadros censales que dan cuenta de la estructura sociodemográfica de la población emplazada en estas ocupaciones ilegales.

Resultados

Imagen 1: Ubicación geográfica de los asentamientos ilegales en la comuna de Viña del Mar
geo00073
Fuente: Elaboración propia

La imagen 1, muestra la distribución espacial de los asentamientos ilegales en la comuna de Viña del Mar, si bien la distribución de las ocupaciones ilegales en la comuna es heterogénea, esta presenta dos características principales en cuanto a la distribución, en primer lugar una ubicación periférica que corresponde a los sectores de Forestal, Villa Independencia, Villa Hermosa, Reñaca Alto y Glorias Navales, en segundo lugar, están las ocupaciones emplazadas en los intersticios del espacio urbano, como son los sector de Miraflores y Achupalla.

Otra característica derivada de la aerofotointerpretación, esta relacionada con la cantidad de hectáreas ocupadas ilegalmente por estos asentamientos y como estas se distribuyen en la comuna. En primer lugar la cantidad de hectáreas ocupadas por asentamientos ilegales corresponde 195,748 hectáreas, las cuales están distribuidas irregularmente en el territorio, siendo el sector centro de la comuna el que alberga mayor cantidad de hectáreas ocupadas con el 45,37%, luego el sector sur con 35,71% y por el ultimo, el sector norte con el 18,92%.

Tabla 1: Terrenos ocupados ilegalmente para vivienda en la comuna
geo00074
Fuente elaboración propia

La ubicación de los asentamientos ilegales en la comuna y la diferencia porcentual de hectáreas ocupadas ilegalmente esta relacionada con las fuerzas centrifugas con
que actúa el espacio urbano. Esto se relaciona con la hipótesis Ruben Katzman (2005), en cuanto el se refiere a que durante el siglo XX el proceso de urbanización estaba caracterizado por ocupaciones ilegales, por que la ciudad funcionaba como un polo de atracción para los sectores menos favorecidos que lo constituían inmigrantes provenientes del mundo rural. Por el contrario a partir de la década de los 80 los asentamientos ilegales se constituyen a partir de un proceso de expulsión urbana, debido a que la de población que vive en estos asentamientos, en circunstancias anteriores residía en la ciudad, pero que actualmente se encuentra fuera de los márgenes urbanos (Katzman 2001)

Para el caso de los asentamientos ilegales en la comuna de Viña del Mar, estos se encuentran espacialmente concentrados en aquellos sectores de la comuna que presentan los mayores niveles de pobreza y marginalidad, siendo estos asentamientos extensiones de aquellas unidades vecinales más pobres (Urquieta 2004)

Estos antecedentes se complementan con el análisis de selectividad migratoria de la población residente en estos asentamientos, Para evaluar esta selectividad se utiliza principalmente las matrices de migración absoluta o reciente, dependiendo de la escala temporal. Mientras la matriz de migración absoluta ocupa la variable temporal de toda la vida, contrastando el lugar de residencia habitual con el lugar de nacimiento. La matriz de migración reciente ocupa una variable de tiempo no muy distante del periodo en que se realizo el censo6 (Rodríguez y Acuña 2004) A partir del desarrollo de estas matrices se puede obtener las siguientes clasificaciones.

Tabla 2: Clasificaciones de migrantes
geo00075
Fuente: Elaboración propia

La tabla 3 corresponde a la matriz de migración absoluta, esta matriz muestra que 8.286 personas nacieron en la comuna de Viña del Mar y que viven habitualmente en esta comuna, esta población corresponde al 57,04% del total de los habitantes.

Tabla 3: Migración absoluta de la población de asentamientos ilegales
geo00076
Fuente Censo 2002

La tabla 4 corresponde a la matriz de migración relativa, esta expone los antecedentes de la población que migro recientemente, esto se obtuvo a partir de la población que vive habitualmente en estos asentamientos, pero que en 1997 residía en otra comuna u otro país. En este ítem la respuesta no se aplica a 1.424 personas por ser menores de 4 años. La población de estas ocupaciones que migro recientemente corresponde tan solo a 1.411 personas que equivalen al 12,65%.

Tabla 4: Migración relativa de la población de asentamientos ilegales
geo00077
Fuente Censo 2002

Por ultimo, los migrantes antiguos aquellos que no nacieron en la comuna pero que viven desde antes de 1997 corresponde a 2.799 personas que equivalen al 5,09%

Es necesario considerar que la división entre inmigrantes antiguos y recientes, no es una decisión aventurada, por que aquellos migrantes antiguo corresponden a una población que efectuó un cambio de asentamiento hace el suficiente tiempo como para la construcción de redes de tipo económicas, sociales y culturales, estos antecedentes deberían considerarse en eventuales intervenciones públicas para estos territorios

Por otra parte, también debe considerarse que la movilidad espacial efectuada por estas familias corresponde principalmente motivaciones del tipo económicas o a la búsqueda de mejorar su calidad de vida. En este sentido, para que la familia logre esta movilidad espacial requiere de una capacidad de iniciativa, de cohesión social y de un liderazgo por parte del jefe de familia. Todo esto fundado en la estrategia de terminar con los mecanismos exógenos de reproducción de la pobreza (Vial 1998)

Sin lugar a dudas, parece necesario establecer que la población que reside en los asentamientos ilegales al igual que el resto de la población de la ciudad, esta integrada al componente ciudad, en este sentido el empleo y la educación actúan como los principales articuladores de estos sectores de la población con el resto de la ciudad.

La educación es uno de los índices comúnmente utilizados para medir la vulnerabilidad de la población, sobre todo en circunstancias en que el grueso de la población de los asentamientos ilegales en la comuna son niños y joven.

Por consiguiente las condiciones futuras de este segmento poblacional, pueden ser mejoradas a través de la instrucción educacional. Para esto, existen teorías disponibles llamadas “Teorías Producto”, es decir marcos conceptuales que interpretan el papel de la educación en su relación con la pobreza y la desigualdad, indistintamente. En este sentido la perspectiva de la inversión en capital humano se apoya en la filosofía liberal, donde se sostiene que “los sistemas educativos tienen tres funciones: Adquisición de habilidades, destreza y entrenamiento; tales funciones contribuyen a la asignación racional de los recursos según las necesidades sociales
y genera movilidad social” (Bazdresch 2001: 68) En consecuencia mayor educación proporciona mayor capital humano y este es considerado el factor interno por excelencia para le desarrollo endógeno.

En el caso de los niños y jóvenes de los asentamientos ilegales de la comuna, la tabla 5 muestra los niveles de escolaridad, estos niveles corresponden a una precariedad en la instrucción formal, primero por que existe una cantidad importante de población que no asistido nunca a establecimiento educacional, segundo el quinquenio de 20 a 24 años, se encuentra en peor situación de desempeño educacional, dicho quinquenio ya debiera haber concluido su educación obligatoria (media completa), tercero el ingreso a la educación superior (técnica o universitaria) es muy bajo, este es el principal factor inhibidor de la “reproducción social” de la pobreza.

Tabla 5 Nivel de escolaridad de la población menor de 24 años en asentamientos ilegales en la comuna de Viña del Mar.

geo00078
Fuente Censo 2002

Para poder comprender la precaria educación de la población joven, uno debe advertir que el clima educacional de los niños y jóvenes, esta muy ligado a la familia, esta tiene “una tendencia a perpetuar su ser social, con todos sus poderes y privilegios, que originan unas estrategias de reproducción, estrategias de fecundidad, estrategias matrimoniales, estrategias sucesorias, estrategias económicas y por ultimo y principalmente, estrategias educativas” (Bourdieu 1994:33)

Tabla 6 Nivel educacional de los jefes de hogar en los asentamientos Ilegales en la comuna de Viña del Mar
geo00079
Fuente Censo 2002

Los antecedentes expuesto por la tabla 6 muestran como los niveles educacionales de los jefes de hogar de los asentamientos ilegales, presentan bajos niveles de escolaridad, en condiciones en que tan solo el 32,23% termino la educación formal obligatoria.

Como se puede apreciar todos lo antecedentes expuestos vinculados con la educación formal evidencian que la población de los asentamientos ilegales están en una situación diferencial, presentan rezago escolar los más jóvenes, una situación inconclusa los jefes de hogar, entre otros aspectos que dan cuentan de estas diferencias. Al respecto no todo parece ser negativo, existe un progreso constante el cual queda en evidencia principalmente en la población económicamente activa, en donde los segmentos mas jóvenes están adquiriendo mayor educación.

Gráfico 1: Población económicamente activa que no concluye con la educación formal obligatoria.

geo00080
Fuente Censo 2002

El grafico 1, muestra un descenso progresivo en los niveles de escolaridad a medida que disminuye la edad de la población económicamente activa. Sin duda estos logros, son gracias a la adquisición de conciencia por parte de las nuevas generaciones, como así también, gracias a las políticas educacionales que se dan para los sectores pobres, estas presentan las ventajas de gratuidad, acceso y cobertura universal en la enseñanza básica y enseñanza media.

La educación formal para los sectores menos favorecidos actúa como un mecanismo de integración a través del “ejercicio de la autonomía”, es decir, la capacidad de llevar a cabo ciertos planes de vida, así como también, facilita la capacidad de participar en la vida comunitaria. Estas características actúan como soportes en la generación de sociedades informadas con la capacidad de concebir el proceso globalizador y a su vez, estar motivadas para actuar socialmente organizadas (Dieterlen 2001, Boisier 2005)

Por ultimo la educación, es considerada como un factor no económico, necesario para propender al desarrollo de la comuna en el contexto de la internalización de la producción, mejorar este factor es mejorar el desempeño productivo. En este sentido, analizar el mundo laboral de la población emplazada en los asentamientos ilegales se torna necesario para comprender la complejidad de la informalidad urbana.

Por lo general, los estudios de pobreza urbana siempre que se analiza la situación de empleo, se recurre al sector informal o al subempleo8 para comprender el fenómeno de la pobreza, sin embargo este argumento, no es capaz de explicar a cabalidad la situación.

Por otra parte, se da el escenario que en el mercado de trabajo asalariado, existe población en situación de pobreza, estos asalariados por lo general, están vinculados con microempresas de baja productividad (Durston 1989) Pero ser parte del sector formal implica acceder a todos los beneficios laborales y previsionales establecidos por la ley, en efecto, mediante el contrato se accede a indemnizaciones ante despidos por causas no imputables al trabajador, a periodos de descanso legal, a sistema de salud y pensiones, a asignaciones familiares otorgadas por el Estado, entre otros aspectos. En sentido contrario la informalidad es una actividad que escapa a las cargas fiscales, pero los trabajadores informales también son demandantes de servicios sociales públicos y como los Estados tienden a reducir su gasto social, esto propiciaría un deterioro de la calidad de los servicios (Ziccardi 2001)

La economía informal obedece más a un concepto operacional que a un concepto teórico, debido a que los marcos conceptuales presentan poco alcance y muchos son contradictorios, por ejemplo, el Programa Regional de Empleo para America Latina y el Caribe (PREALC) de la OIT, se refieren consistentemente al empleo en el sector informal como el subempleo que afecta aquellos trabajadores que no consiguen ingresar a la economía moderna (Garcia 1991), a su vez, las teorías ortodoxas del desarrollo, han reiterado las ideas, que las actividades económicas informales son residuos estructurales destinados a desaparecer tarde o temprano, conforme avanza la modernización. Pero esto no concuerda con lo expuesto por De Soto (1988) y Portes (1995:2005), ellos entregan evidencia empírica indicando que estas formas “atrasadas de producción” no simplemente sobreviven, sino que son preservadas y creadas deliberadamente.

Las teorías expuesta por Hernando De Soto, la cual ha ido formulando a través de sus estudios, tienden a mostrar que la economía informal es un fenómeno extendido en Latinoamérica, su argumento para explicar la informalidad pasa por un Estado con espíritu dirigista, intervensionista, proteccionista, paternalista y burocrático. Donde las normas legales excluyen a los más pobres y los fuerzan a operar en la ilegalidad.É l estima que la injusticia se produce allí, en el carácter del sistema jurídico que impone costos prohibitivos de incorporación y de manutención. (De Soto 1988)

En cambio, Alejandro Portes plantea que el sector informal no es una expresión de dualismo estructural, sino parte integral de una misma y única estructura económica. La economía informal ha sido y es un elemento consustancial del sistema capitalista, ella no forma parte de los llamados residuos precapitalista que sé suponen insertos,
ni tampoco en una simple expresión de zonas de atraso destinadas a desaparecer. Su existencia se explica por su correspondencia con la lógica de la reproducción y desarrollo de este sistema, el sector informal es internamente heterogéneo por ejemplo: puede ser de sobrevivencia, de explotación dependiente y de desarrollo. Estas diferencias obedecen a distintas realidades y a factores que producen modalidades distintas de informalidad (Portes 1995)

La informalidad es una tendencia en el sistema laboral chileno y la situación sé acrecienta aun más para las personas con menor educación. Estos antecedentes son necesarios de considerar, por que las consecuencias de vulnerabilidad laboral (menor permanecía en el sector formal) afectan directamente a los hogares más pobres, y esto debe ser un factor a considerar a la hora de elaborar y ejecutar políticas sociales públicas

Para la comuna de Viña del Mar la situación de la informalidad laboral esta presente tanto en las poblaciones de las ocupaciones ilegales como en el resto de la comuna,
como muestra a continuación el grafico 2. Con la salvedad que la población emplazada en los asentamientos ilegales, posee mayores porcentajes de informalidad laboral que el resto de la comuna, para cada uno de los quinquenios de la PEA, a su vez, la informalidad laboral para la comuna de Viña del Mar presenta un aumento constante, en cambio, los asentamientos ilegales el aumento de la informalidad laboral presenta oscilaciones, como por ejemplo, en el quinquenio de 15-19 años y el de 45-49 años.

Gráfico 2: Informalidad laboral de asentamientos ilegales y del resto de la comuna de Viña del Mar

geo00081
Fuente Censo 2002

La tendencia que presenta la informalidad laboral en el grafico 2, se puede explicar bajo dos perspectivas. La primera esta relacionada con trabajadores, que una vez que ganaron experiencia en el sector formal, optaron por ser independientes o transformarse en dueños de pequeñas empresas. El segundo enfoque consiste en un mercado laboral que subutiliza la experiencia de los trabajadores en edades maduras, quienes no tendrían mas alternativas que ubicarse en el sector informal.

Aunque el ingreso al sector desprotegido a medida que se acrecienta la edad es una constante para los asentamientos ilegales y para el resto de la comuna. La inversión en capital humano sigue siendo la mayor diferencia en cuanto a las características del empleo al que los individuos acceden y a la permanencia en estos.

Conclusiones

En definitiva se puede concluir, que si bien los asentamientos ilegales están en situación de marginalidad urbana, una vez que están al margen del proceso de urbanización, no están integrados a la red urbana, no cuentan con el equipamiento urbano adecuado. También están en situación de marginalidad social al estar espacialmente concentrados y segregados. Entonces las futuras políticas de intervención deben realizarse desde una agenda de equidad e integración socioeconómica, porque estas dos dimensiones de la marginalidad atentan contra la articulación urbana, generando desequilibrios territoriales al interior de la comuna, por lo tanto deseconomías urbanas, en un escenario mundial caracterizado por la competitividad de las ciudad.

Una segunda conclusión, es que al considerar en la investigación la segregación residencial esta da cuenta de una profundización en la segmentación social, entonces el análisis del fenómeno de la pobreza urbana desde el ámbito de lo espacial, entrega nuevas perspectivas a la complejidad de este fenómeno.

Una tercera y última conclusión esta relacionada con la inversión, incorporación y actualización de las tecnologías de la información en una gestión urbana caracterizada por la eficiencia y eficacia, en donde el acceso directo a base de datos especializadas y un manejo adecuado se transforman en un factor decisivo a la hora de tomar de decisiones de intervención publicas.

Fuente:

Felipe Livert Aquino – Universidad de Viña del Mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
28 − 25 =