Congreso de EEUU exhibirá por primera vez mapa más antiguo que alude a América

El documento con la mención más antigua de «América» fue dibujado en 1507 por un cartógrafo alemán que leyó las cartas en que Américo Vespucio describía sus viajes. Tras estar perdido por 400 años, en 2003 fue adquirido por la Biblioteca del Congreso en US$10 millones. Será expuesto desde el 13 de diciembre.

Algunas versiones históricas señalan que el navegante florentino Américo Vespucio fue el primero en comprender que las tierras descubiertas por Cristóbal Colón en 1492 no eran parte de las Indias, sino que pertenecían a un nuevo mundo.

n0075
El mapa tiene 1,85 por 2.95 metros de largo. Está montado en un grueso vidrio y fue tratado con argón y presurizado para poder ser exhibido

Pero al parecer todo fue un error de Martin Waldseemüller, un cartógrafo alemán que trabajaba en una edición latina de la Cosmología de Ptolomeo y en un gran mapa del mundo que le había encargado el Duque de Lorraine.

A sus manos llegó en 1507 una carta de Vespucio, que había viajado a explorar en 1499 este nuevo mundo.

Waldseemüller, quien trabajaba junto a otros escribanos, era el encargado de redactar la introducción de esta reedición que incluirá como apéndice la carta de Vespucio.
Durante este proceso, nombró a estas nuevas tierras América pensando que el verdadero autor del hallazgo había sido el navegante italiano.

n0076

Por esto, en el sitio del mapa que correspondía al nuevo continente el cartógrafo colocó la palabra «América», pues se refería a la «tierra de Américo».

A los pocos años, al parecer consciente del mal entendido, Waldseemüller cambió el nombre de este sitio en la cartografía a Terra Incognita, pero ya era tarde: el error se perpetuó y se popularizó el nombre.

Precisión Asombrosa

Además de las dudas que genera el cambio de nombre inicial América a Terra Incógnita, hay una seria de enigmas que los expertos se cuestionan.

«La forma de Sudamérica que allí se dibuja es sorprendentemente correcta», dice John Hebert, jefe de la división de mapas y geografía de la Biblioteca del Congreso de EEUU. Además de acertar al contorno, hay gran precisión en la escala, pues se detecta un error se sólo 100 kilómetros aproximadamente en la parte más ancha.

n0077

Otra de las dudas que destaca Hebert es que el Océano Pacífico fue consignado y dibujado en una proporción similar a la que tiene, lo que era difícil de saber pues sólo en el año 1513 Vasco Nuñez de Balboa descubrió el Océano Pacífico.

400 años perdido

Hoym a 500 años de su creación, la Biblioteca del congreso de EEUU, exhibirá por primera vez este mapa en que aparece América no sólo con su contorno, sino que además con el nombre que hasta hoy se le conoce escrito en su superficie.

Inicialmente, se imprimieron 1.000 copias de este mapa, pero hasta el siglo XIX se creía que no había sobrevivido ninguna. Sin embargo, un sacerdote jesuita austriaco llamado Josef Fisher, que hacía clases de historia y geografía en un colegio, encontró una edición del mapa. El documento estuco perdido por cuatro siglos y en 1901 fue encontrado en el castillo de Wolfegg, en el sur de Alemania. En 2003, el documento fue comprado por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos al príncipe alemán Johannes Waldburg-Wolfegg. Allí fue restaurado durante cuatro años y ahora está puesto tras un grueso y pesado vidrio, tratado con argón y finalmente presurizado, para poder ser exhibido al público.

Pieza costosa

Tanto esfuerzo fue necesario, pues además de ser la única copia que se conoce, le costó a la Biblioteca del Congreso la suma de US$10 millones, convirtiéndose así en la pieza más cara de la institución.

El mapa, que será exhibido de manera permanente en la biblioteca del Congreso a partir del día 13 de diciembre, tiene 12 hojas que conforman un cuadro de 1,85 metros por 2,95 metros.

Fuente:

La tercera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
23 + 12 =