Celulares: Las nuevas brújulas

Si Hansel y Gretel hubiesen llevado un celular al internarse en el bosque no habrían necesitado confiar en las migas de pan que luego se comieron los pájaros. El cuento sería otro, ya que con sólo enviar un mensaje de texto los hermanos habrían recibido un mapa con las instrucciones precisas para regresar a su hogar.

Ya no es necesario molestar al señor del quiosco preguntándole dónde está el banco más cercano. Hoy en día el celular te responde, gracias a una serie de servicios de localización personal ofrecidos por las compañías de telefonía móvil.
En Chile, Movistar ha sido el pionero en esta área con una solución que detecta la posición geográfica del cliente para informarle cuales son las empresas y servicios que le quedan más a mano al momento de la consulta.

Marcando los dígitos *911#, se puede acceder a información sobre los cajeros automáticos, comisarías, servicentros, supermercados, farmacias, bancos, estaciones de Metro y sucursales de Movistar que se encuentran más próximos al usuario.

La respuesta llega como mensaje de texto con una lista de las direcciones de la empresa más cercana. El servicio está habilitado en Santiago y la Quinta Región y tiene un valor de $150. Eso sí, es necesario tener un teléfono con chip, porque funciona usando la tecnología GSM.

Esta solución de LBS (Location Based Services) -que opera gracias a un convenio firmado entre Movistar y un portal de planos chileno – es sólo la punta del iceberg de las tecnologías que hay en países como España y que pronto se implementarán en Chile, según nos informó la compañía telefónica.

¿Donde Estamos?

Entre otras aplicaciones disponibles más allá de nuestras fronteras se encuentra Localízame de Movistar España, con la cual los usuarios pueden incluso saber en qué lugar están sus amigos o familiares, una herramienta especialmente útil para discapacitados y adultos mayores.

El servicio entrega un mensaje de texto que indica la posición aproximada en la que se encuentra el usuario (celular) a ubicar: la calle, población y hasta el código postal. El margen de error es de 200 metros en ciudades y 5 a 20 kilómetros en sectores rurales.

Quizá la opción más novedosa de este servicio es la que consiste en rastrear y archivar un viaje: el usuario introduce las fechas de ida y vuelta y al regreso recibe un itinerario de los lugares que visitó. Durante ese tiempo, el teléfono se transforma en una bitácora digital automática y que puede ser consultada por los familiares del viajero para saber donde se encuentra.

¿Cómo funciona esta tecnología? Existen tres sistemas de localización que se complementan entre sí: la Localización de Celda (enhanced Cell-ID) que es la más utilizada por las redes GSM en Europa, la Diferencia de Tiempo Observada (enhanced-observed timed difference E-OTD) que es más exacta que la anterior y está en su fase de introducción y, por último, el Sistema de Posicionamiento Global Asistido (Assisted Global Positioning System A-GPS), más preciso pero que sólo funciona con los equipos de gama alta y de última generación.

Pero la operadora española no es la única en usar los celulares como aparatos GPS. La firma británica KidsOK ofrece un servicio especial para ubicar a los más pequeños de la casa y que ha sido bien recibida entre los clientes de O2, Orange y Vodafone.

En todo caso, hay soluciones alternativas. Por ejemplo, un producto que utiliza la tecnología de las celdas -las distintas antenas usadas por las redes de celulares- es el programa MiniGPS de Psiloc Mobile Solution, disponible para teléfonos con sistema operativo Symbian.

Para verlo actuar hay que crear “eventos” y a cada uno asignarle una celda. Por ejemplo, el software puede programar el celular para que disminuya el volumen del timbre al llegar a una iglesia.

Con la posibilidad de gatillar envíos de SMS y cambios de configuración de acuerdo a la celda, las aplicaciones son innumerables. Programar el celular para que en un viaje la alarma suene cuando se ha llegado a una parada específica, puede ser una excelente solución para los dormilones. Con MiniGPS en un celular compatible, el límite es la imaginación.

Más allá de los celulares

Otra promesa de la localización es la tecnología TV-GPS, un sistema que el 2006 debería llegar a complementar y mejorar el tradicional servicio basado en satélites.

Una de las gracias de TV-GPS es que, como su nombre lo indica, utiliza las señales de televisión, las cuales son capaces de penetrar en edificios, por lo cual no existirán barreras para localizar a alguien. Además los aparatos receptores pueden ser no sólo celulares, sino también notebooks y PDAs.

Rosum Corporation se está preparando para introducir este sistema para cubrir las zonas donde el GPS no puede llegar. Este último fue creado para la localización en áreas abiertas, en cambio la señal de televisión fue diseñada para la recepción dentro de los hogares en las grandes ciudades.

Una combinación de ambos elimina sus respectivas fronteras: “GPS, que recibe señales desde 27 satélites, trabaja muy bien en cualquier lugar donde haya una vista abierta hacia el cielo. Pero tiene limitaciones y vulnerabilidades. No funciona en recintos cerrados o en ciudades donde los grandes edificios forman cañones. La señal de televisión es más fuerte precisamente donde el GPS es más débil”, asegura Jon Metzler, director de desarrollo de negocios de Rosum.

Fuente:

Carolina Lillo
http://www.mouse.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
13 × 5 =