Aplicaciones SIG en municipalidades: Comunas sacan beneficios de sus datos

Las posibilidades que otorgan los Sistemas de Información Geográfica (SIG) a las municipalidades son muchas. Sólo hay que pensar en la cantidad de información que maneja un organismo de estas características para empezar a imaginar las distintas relaciones que podrían hacerse.

Analizar cuáles son las calles más peligrosas de la comuna, con qué frecuencia se debe recoger la basura, cuál es la matrícula de los establecimientos educacionales o conocer los flujos de pacientes en los centros asistenciales de la zona son sólo algunos de los datos que se podrían georreferenciar para la toma de decisiones efectivas.

n0045
Los municipios tienen la importante tarea de mantener a sus profesionales al día con estos instrumentos

Es que un gobierno local en estos días debe aprovechar los adelantos que la tecnología le ofrece. Y así lo han entendido, por ejemplo, en la Municipalidad de Puente Alto.

Su alcalde, Manuel José Ossandón, comenta que hace cinco años implementaron un SIG con el apoyo del Instituto Geográfico Militar, el que se utiliza actualmente en las áreas de planificación estratégica, específicamente en definición de zonas deficitarias o carenciales; en la Secretaria Comunal de Planificación, y en los departamentos de Tránsito, Dirección de Obras Municipales, Salud, Educación y Social.

De esta forma, el sistema ha ayudado a determinar la ubicación para la construcción de consultorios, colegios, áreas de deportes y áreas verdes.

Por un lenguaje común

El Municipio de Maipú también tiene experiencia en el tema. Desde el año 2001 todas las áreas y direcciones utilizan como herramienta de gestión, análisis y control, el programa SIG comunal, denominado SITMA.

El proyecto que nació bajo el alero del Plan Regulador Comunal se convirtió en un programa estratégico de desarrollo institucional, y con el tiempo, en una base de datos para la ciudadanía.

El alcalde de Maipú, Alberto Undurraga, destaca la gran cantidad de información que el sistema ofrece a los ciudadanos. «Permite hoy a cualquier persona con una conexión a internet, conocer nuestra comuna en temas tan diversos como equipamiento existente, restaurantes, centros deportivos, colegios y áreas verdes; datos de las propiedades de la comuna; ubicación de ferias libres, industrias, calles inundables, entre otras cosas.»

Concepto importante en el desarrollo del SITMA es que en el territorio se considera el lenguaje común entre las distintas dependencias municipales, lo que facilita el intercambio de información sobre la base de una referencia geográfica.

La arquitectura física y lógica del sistema es gestionada y dirigida por la Oficina de Información Territorial con el apoyo de la Unidad de Informática del municipio. Esta repartición comunal resuelve todos los problemas sobre información territorial que surjan en las direcciones y de la capacitación de los funcionarios a cargo de masificar el uso del sistema entre los usuarios.

El principal objetivo de la Municipalidad de Maipú es incorporar al sistema a las instituciones externas. «Esto permitirá que las organizaciones y servicios que operan en nuestro territorio se incorporen a la infraestructura de información territorial», sostiene Undurraga.

La oficina comunal del servicio de impuestos internos es un ejemplo de ello. En esta repartición todos los datos, tanto gráficos como alfanuméricos, relativos a la propiedad son administrados en forma digital, con una conexión directa a la base de datos geográfica municipal. Como resultado, ha mejorado notablemente la atención de público y ha aumentado la recaudación del impuesto territorial.

n0046
Los SIG permiten planificar y apoyar a las zonas más necesitadas.

Nueva experiencia

Un caso más incipiente en la implementación de los SIG es el de la Municipalidad de La Serena. Con una fuerte actividad turística y una creciente población flotante, que bordea el medio millón de personas, la ciudad recién comienza a gozar de los beneficios de estas herramientas.

El sistema, que funciona hace cuatro años, opera actualmente a nivel de las reparticiones municipales y se usa principalmente en la planificación territorial de la comuna.

Según el alcalde, Raúl Saldívar, las pretensiones actuales del municipio apuntan a estandarizar datos de la ubicación de prestaciones e intervenciones municipales, en materias de salud educación y protección social. «En poco tiempo hemos logrado generar diversas cartografías y satisfacer la demanda de información espacial con menos tiempo de espera y a menor costo» agrega.

Para la autoridad comunal el desafío futuro está en desarrollar un estilo de trabajo basado en las propiedades de los sistemas de información geográficos a partir de una buena base de datos y el estudio de cartografía física o digital.

Cartografía participativa

Para que sus habitantes puedan sacar beneficios de la información georreferenciada que está a su disposición, existen municipalidades que realizan talleres de cartografía participativa. Un buen ejemplo de ese tipo de programas lo ha dado el municipio de Maipú, donde capacitan a la comunidad en la lectura de mapas. Como parte de las actividades se invita a los participantes a localizar su barrio, casa y a descubrir los diferentes objetos geográficos presentes.

Incluso pueden usar lápices de colores para hacer una simbología para identificar las necesidades y carencias de los espacios públicos en su zona. Así se obtiene como resultado un plano que articula la focalización de recursos por parte del municipio.

Fuente:

El Mercurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
18 + 6 =