Aplicación y Validación del Modelo Ritchie en el sector Noreste de la Provincia de Corrientes (Argentina)

Resumen

La capacidad de un suelo de almacenar agua depende de la cantidad y del tamaño de sus poros, es decir de su textura, estructura y del contenido de materia orgánica.

El agua útil, la directamente aprovechable para las plantas, es la comprendida entre la capacidad de campo y la de marchitez permanente.

El objetivo del presente trabajo fue el de estimar las constantes hidrológicas edáficas de los suelos presentes en la provincia de Corrientes, en el área de frontera con Brasil, empleando los modelos de Ritchie et al., y mostrar, a grandes rasgos cómo la distribución de los principales subgrupos de suelos determinan las constantes hidrológicas edáficas.

Para estudiar los suelos del área de frontera citada se trabajó sobre el Atlas de suelos de la República Argentina a escala 1: 500000 y sobre el Estudio Semidetallado de Suelos de las Tierras Altas de los Departamentos Alvear – San Martín – Santo Tomé.

Para emplear el modelo de Ritchie es necesario conocer ciertos datos analíticos del perfil de cada suelo: espesor de cada horizonte, contenido de arcillas, limos y gravas (mayores de 2 mm) y porcentaje de carbono orgánico. Las estimaciones se hicieron hasta el metro de profundidad con fines comparativos.

En el área de estudio aparecen a escala de reconocimiento, 18 unidades cartográficas, las que fueron clasificadas por aptitud de uso en agrícola y no agrícola. Se representaron los resultados de las constantes hidrológicas en sendas cartas temáticas.

Bajar PDF (557 kb)

Fuente:

Silvia Falasca, Ana Ulberich y María Angélica Bernabé.
Investigadora de CONICET. Universidad Tecnológica Nacional.
sfalasca@conicet.gov.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
2 × 9 =