Aliadas del desarrollo sustentable

El calentamiento global es uno de los temas de moda en los medios de comunicación. Las autoridades hablan de la necesidad de crecer respetando el medio ambiente y las empresas tratan de integrar crecientemente los conceptos de la responsabilidad social en sus procesos.

Mientras tanto, los expertos insisten en que si Chile quiere desarrollarse de manera sustentable, debe trabajar por ello. Y la tarea no es fácil. Se requiere que a nivel público y privado se realicen investigaciones profundas y se creen políticas que dirijan el progreso.

n0041

En ese sentido, los Sistemas de Información Geográfica (SIG) son herramientas muy atractivas, pues permiten integrar diversos datos con información territorial, a través de cartografía digital, imágenes satelitales o fotografías aéreas, entre otras.

El académico del Instituto de Geografía de la Universidad Católica, Pablo Osses, asegura que se nota, con distintas intensidades, la intención de algunas industrias, como la forestal, pesquera, minera y energética, de utilizar los SIG para aplicar criterios sustentables en sus operaciones. «Y es necesario que así sea, pues nuestro desarrollo como país está condicionado por la administración de nuestros recursos naturales», resalta el académico.

Además, señala que los nuevos mercados exigen conductas responsables de parte de estas industrias.

A nivel estatal los sistemas de información geográfica también son un tema. El secretario ejecutivo del Servicio Nacional de Información Territorial (SNIT), Cristian Aqueveque, asegura que para cumplir con los desafíos planteados por la Organización de Naciones Unidas en cuanto al desarrollo sustentable y con los objetivos gubernamentales, es muy necesario contar con información autorizada y fidedigna, la que además debe ser de fácil acceso para los ciudadanos.

n0042
Doctor Andrés Rivera, glaciólogo del Centro de Estudios Científicos, Valdivia.

La tarea de integrar

En ese sentido, una de las labores del SNIT es coordinar que en las diferentes instancias estatales se hable en un idioma similar en cuanto a cómo manejar la información territorial y los datos geográficos, pues en este momento cuentan con información muy heterogénea.

«Vamos a comenzar a trabajar en estándares, y ya tenemos definidos algunos sobre cómo recoger y administrar la información territorial de modo que los sistemas que están en los distintos servicios públicos comiencen a integrarse y podamos sacar provecho de ellos», aclara.

Según Aqueveque, en general, las reparticiones que tienen que ver con el manejo de recursos naturales, como el Ministerio de Agricultura o el Ministerio de Medio Ambiente, están trabajando por contar con información respecto a cómo se están comportando los recursos, cómo es posible acceder a la información, cómo se encuentra la infraestructura o dónde es necesario hacer mayores inversiones.

Pero como el desarrollo sustentable no sólo está referido a los recursos naturales, sino también a la calidad de vida de las personas, el secretario ejecutivo del SNIT explica que también están desarrollando proyectos con otras reparticiones, como Salud, Educación y Obras Públicas, con estas herramientas.

En el sur del país, específicamente en Valdivia, también hay investigadores que hacen un importante aporte al desarrollo sustentable. Uno de ellos es el doctor Andrés Rivera, glaciólogo del Centro de Estudios Científicos (CECS).

n0043
Cristian Aqueveque, secretario ejecutivo del SNIT.

Cuenta que los SIG son fundamentales para su trabajo, ya que toda la investigación que recopilan tiene una referencia espacial.

Aunque ha podido ver que hay cada vez más usuarios de SIG en el país, tiene la impresión de que hay muchos desafíos en la adecuada utilización de estos sistemas.

El investigador considera que, en muchos casos, las potencialidad de estas herramientas para estudios espaciales o geoespaciales es subutilizada, en particular con las capacidades de modelación, de interpretación y pronóstico que se puedan hacer en distintas temáticas.

«Creo que todavía el desarrollo es incipiente y que se puede hacer muchísimo más. En particular esto se debe no sólo a un problema de formación profesional, sino que es difícil acceder a bases de datos, a personas que tengan una formación amplia. Por lo general, el tipo que usa SIG no recoge los datos, sino que es un acopiador de datos y eso es un problema también», afirma.

n0044
Pablo Osses, académico del Instituto de Geografía de la Universidad Católica.

Mayor manejo

Hoy en día, asegura Rivera, los sistemas de información geográfica son herramientas muy poderosas y hacen menos necesario que los profesionales tengan capacidades de programación; sin embargo, explica que el gran desarrollo de los SIG debiera ir en paralelo con esas capacidades.

«Saber usar un software no es suficiente para procesar, interpretar o modelar. Es necesario también manejar lenguajes de programación y luego tener la capacidad de proyectarse a futuro con modelos matemáticos, de pronósticos y de base física», aclara. Además, recuerda que siempre es necesario cerrar el ciclo de trabajo validando los datos.

Fuente:

El Mercurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
25 ⁄ 1 =